Hornos

Productos desde: 26,00 €
Page:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5

Page:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5

Más información

Una de las formas más sanas y sencillas de cocinar es el horno. Hoy en día, lo más habitual es tener un horno eléctrico, aunque en muchos lugares, sobre todo en restaurantes, aún se cuenta con un horno de leña para hacer determinados tipos de asados, como el pollo, el cordero o el cochinillo.

Los hornos son electrodomésticos ubicados en la cocina, con los que se pueden elaborar muchos tipos de alimentos. Desde un pescado, pasando por una carne, unas verduras o comidas más precocinadas como las pizzas. La cocina al horno es sana, sencilla y sabrosa.

El horno antes se ubicaba bajo la cocina, pero de un tiempo a esta parte se le está dando otra ubicación más elevada. Se busca una mayor comodidad a la hora de extraer las bandejas con los alimentos, de manera que no haya que agacharse o utilizar una postura demasiado incómoda. También parece difícil pensar en una casa sin horno ni microondas, muy útil para cocinar y para calentar alimentos.

Qué tener en cuenta a la hora de comprar un horno

Al elegir este electrodoméstico debemos tener en cuenta el tamaño, las prestaciones, el estilo y el consumo. Teniendo en cuenta el uso que se le vaya a dar, el tamaño y el estilo de la cocina, se deberá escoger un tipo de horno u otro. Hay hornos con un consumo más eficiente, que compensan si los utilizas mucho, ya que a la larga ahorrarás en luz. También hay hornos con un tamaño reducido en caso de tener una cocina pequeña. Es importante valorar cuál de ellos es el que más se adapta a lo que buscas.

Actualmente, los hornos pirolíticos son los más demandados, puesto que se limpian solos y es una comodidad que se paga.

Hornos a plazos

El horno es uno de los electrodomésticos más duraderos, y conviene invertir un dinero en comprar un horno eficiente, limpio, en el que se pueda cocinar todo tipo de platos, desde pescado al horno, unas patatas o un pollo. En esta sección podrás comprar cualquiera de ellos a plazos y sin intereses, para facilitar esa inversión inicial.