Planchado

Productos desde: 16,44 €
Page:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5

Page:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5

Más información

El ser humano, por naturaleza, tiende a ser una persona consumista. No es de extrañar que nuestros armarios estén repletos de ropa, con un “modelito” para cada ocasión. Por un lado, tenemos el traje o la ropa para ir a trabajar. Junto a ésta, se encuentran las prendas del fin de semana para salir a tomar algo con los amigos, llevar a los niños al parque o invitar a nuestra pareja a cenar. Y en un rincón del armario, es más que probable que tengamos ropa que todavía no hayamos ni usado, porque estamos esperando el momento más adecuado.

Independientemente de si nos ponemos muy a menudo las diferentes prendas o si las tenemos guardadas en cajones o colgadas en perchas, la ropa debe ser lavada de forma habitual. El armario coge malos olores con el simple abrir y cerrar de sus puertas debido a que las bacterias entran dentro y se adhieren a la ropa. Asimismo, con el ajetreo del día a día nuestro cuerpo tiende a sudar y a desprender olores que se quedan, posteriormente, en la ropa. Por estos motivos es recomendable lavar la ropa con asiduidad.

Seguro que en más de una ocasión nos ha pasado que ya teníamos en mente qué camiseta nos íbamos a poner para ese día pero a última hora hemos tenido que cambiar el conjunto debido a que esa prenda olía a sudor. ¡Qué bien hubiera venido un lavado y planchado en estas ocasiones! Para evitarlas, debemos equipar nuestra casa con elementos de lavado. Principalmente necesitamos una lavadora que limpie la ropa en profundidad para quitar tanto los malos olores como las manchas. Las lavadoras permiten tener las prendas limpias en apenas 30 minutos, por lo que en un mismo día podemos lavar la ropa blanca y la ropa oscura por separado.

Una vez que la lavadora ha terminado, es momento de secar la ropa. En este caso, podemos apostar por las secadoras para poder tener nuestras prendas listas. Sin embargo, la labor no acaba ahí. La ropa tiende a arrugarse cuando está en la lavadora debido al movimiento centrífugo de la misma y al agua. Por ello, cuando la ropa se seca suele tener arrugas.

Para finalizar la acción de lavado y secado de la ropa, debemos acudir a los centros de planchado. Estas máquinas son nuestras mejores aliadas para que las prendas estén en perfecto estado y queden como nuevas. Después de este último paso, nuestra ropa estará lista para ser usada y para causar una buena impresión ante cualquier persona.

¿Pero qué hacemos con un centro de planchado si no tenemos donde planchar? En Disfruting pensamos en todo y, por eso, te ofrecemos también tablas de planchar. Sobre ellas podrás colocar tanto el centro de planchado como la ropa que vas a planchar. Está diseñada para soportar grandes temperaturas.

Consejos para comprar utensilios de planchado

Dos aspectos que tienes que tener en cuenta a la hora de comprar utensilios de planchado son: economía y necesidades. Debes hacer una combinación de estas dos premisas para que puedas encontrar la mejor compra ajustada a ti. Nosotros te ofrecemos un amplio catálogo para que puedas comparar y encontrar lo que vienes buscando. Pero una cosa tienes que tener clara: tu ropa con Disfruting, siempre estará impecable.

Artículos para planchar a plazos y sin intereses

Podrás comprar un solo aparato de planchado o varios. Es una buena opción para renovar todos tus utensilios. La ventaja es que podrás comprarlos a plazos y sin ningún tipo de intereses. Pagarás lo mismo pero en varios plazos, si así lo deseas.