impresoras 3D para la medicina
  • 29 junio, 2016

El mundo de la medicina avanza a paso ligero gracias a la tecnología. Hace un par de años descubrimos que existen unas máquinas que crean una figura a partir de un diseño hecho por ordenador, estas máquinas se conocen como impresoras 3D.

El uso de estas impresoras 3D en la medicina apunta alto. Estos aparatos se han convertido en un gran avance para la medicina puesto que pueden generar órganos, huesos, prótesis, e incluso piel.

Órganos: Resulta complicado asimilar que una figura impresa en 3D pueda vascularizar en el organismo de una persona, verdad?

Los científicos del Instituto Wake Forest de Medicina Regenerativa de California  implantaron una oreja reconstruida a ratones a partir de células humanas y distintos tipos de materiales impresos en 3D. Semanas después de la implantación, se confirmó que el músculo era robusto y podía mantener sus características estructurales, vascularizarse y formar nervios. Meses después, el órgano sobrevivía y mostraba signos de vascularización.

Se han creado prototipos de riñones, corazón, vejigas, entre otros órganos, pero estamos en la fase inicial, queda mucho por aprender. Esto permitirá reducir las listas de espera de trasplantes y evitar el rechazo.

Organos en 3D

Huesos: Una fractura o rotura de huesos es más común de lo que pensamos. Hoy en día, existen muchos avances que aceleran la recuperación de esta pieza, pero ¿y si está tan dañada que no puede recuperar su estado inicial?

Una impresora 3D nos permitirá crear la parte dañada y se implanta con el resto como podemos ver en las siguientes imágenes.

Estas reconstrucciones óseas son muy delicadas, tenemos aún algunos años de investigación y práctica por delante.

Reconstrucción huesos impresora 3D            Cráneo impresora 3D

Prótesis: A finales de 2015, Ralph Mobbs, un neurocirujano de Sydney, logró sustituir con éxito dos vértebras con una prótesis hecha por una impresora 3D a un paciente de 60 años que sufría de cordoma, un cáncer muy agresivo que se formó en dos de las vértebras del cuello, lo que dejaría al paciente prácticamente sin movimiento en las extremidades.

Las vértebras dañadas eran las que permiten mover el cuello, un injerto de hueso era imposible, de modo que se optó por imprimir una prótesis en 3D a medida que integrará la movilidad y el soporte de estas vértebras.

Prótesis vértebras de la zona cervical en 3D

Vertebras cervicales impresora 3D

Prótesis de antebrazo hecha con una impresora 3D

Protesis brazo hecho en 3D

Piel: La ingeniería de tejidos es una de las grandes promesas de la medicina regenerativa, siendo también uno de los tratamientos más dolorosos.

Estudiantes de una Universidad de Holanda han combinado una impresora 3D y la células madre inducidas (iPS) que permiten crear otras células madre a partir de las ya diferenciadas, así se reducirían las respuestas inmunes al nuevo tejido. Este descubrimiento es importante para las heridas de gran dimensión.

En el siguiente vídeo podemos ver otras cosas sorprendentes que pueden hacer las impresoras 3D:

¿Qué precio tiene una impresora 3D?

Impresora 3D prusa i3

El precio oscila entre 450 € y casi los 2.000 €, depende de la calidad de los objetos que impriman y del tipo de impresora.

Las impresoras 3D Bq Kit Prusa I3 Hephestos son las mejores en cuanto a calidad-precio, realiza piezas de mucha calidad igualando a impresoras de gama más alta y mucho más caras. Este modelo puede costar alrededor de los 500 €.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *