iluminación a plazos y sin intereses
  • 21 noviembre, 2016

La llegada del otoño y el invierno supone, entre otras cosas, que dispongamos de menos luz natural.  En este sentido, se antoja fundamental contar con una buena iluminación en casa para disfrutar de la comodidad del hogar. ¿Te has planteado alguna vez qué tipo de iluminación que más le conviene a tu salón?

Consideraciones previas para iluminar tu salón

Antes que nada, hay que tener en cuenta dos factores previos importantes: cuál es la dimensión de nuestro salón y dónde se ubican las ventanas y los enchufes. Según el espacio del que dispongamos, necesitaremos un tipo de luz y otro, amén de la distribución de los enchufes para conseguir el ambiente que más deseamos en cada rincón de la estancia.

Además, hay que tener en cuenta la funcionalidad que le daremos a cada punto de luz que coloquemos. Hay ocasiones en las que necesitaremos de una mayor intensidad al tratarse de un salón para reunirse en familia o con amigos. Si, por el contrario, se trata de una estancia más íntima tal vez la luz puede ser más cálida y acogedora y no necesariamente tan brillante.

En este sentido, juega un papel fundamental el tipo de luz que vayamos a utilizar. No es lo mismo la luz que nos puede ofrecer una lámpara de techo que una lámpara de pie o un punto de luz para un rincón de lectura. Para ello, deberás tener en cuenta la decoración del salón para no poner una nota discordante con la iluminación.

Cuida el tipo de luz de tu salón

lámpara techo a plazos

Precisamente, en un salón no puede faltar una lámpara en el techo situada sobre la mesa principal. En nuestro catálogo de Disfruting vas a encontrar lámparas para todos los gustos (ver lámparas de techo). Lo más recomendable es que puedas adaptarla a las dimensiones de tu mesa, sin que ninguna de las dos destaque demasiado por encima de la otra.

lampara de pie a plazos

La lámpara de pie, por ejemplo, ya no es tan imprescindible, aunque sí puede serlo en el caso de que nos guste tener una luz algo más íntima. Esta iluminación suele ser más acogedora y juega con los claros y los oscuros (ver lámparas de pie). Algo parecido es lo que suelen brindar también las lámparas de mesa (ver lámparas de mesa)

A pesar de que tanto el otoño como el invierno no van a ofrecernos muchas horas de luz natural, esta la vamos a poder aprovechar mejor si contamos con ventanas y vidrios de calidad. En la medida de lo posible, hay que evitar que muebles y otros objetos no estén cerca de las ventanas para que no nos resten luz. Para paliar el exceso de esta luz, se puede colocar una cortina fina.

En definitiva, para una correcta iluminación de nuestro salón debemos jugar tanto con la luz natural como con la que coloquemos en casa. La luz general deberá estar formada por una lámpara de techo sobre la mesa principal y algunas luces de ambiente instaladas por toda la estancia a modo de lámparas de pie, apliques móviles, lámparitas de mesa, etc.

Te recomendamos pasarte por nuestro catálogo de iluminación para que puedas decidirte a dar un toque personal a tu salón. Recuerda que podrás adquirir cualquier producto pagando a plazos y sin intereses.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *