Cinco razones para comprar una bici plegable
  • 9 septiembre, 2015

El ciclismo es uno de los deportes más completos que se pueden practicar. No solo porque montando en bicicleta se ejercitan los músculos, sino también porque es un medio de transporte ecológico.

Cada vez se habilitan más espacios para la bici. Nuevas ciudades ponen servicio de bicicletas para habitantes y turistas, y cada vez hay más personas aficionadas al ciclismo. Y es que es un deporte muy saludable, en el que se tonifican piernas, abdominales y brazos. Se trata de un ejercicio cardiovascular muy completo, pero que además, cuenta con varios valores añadidos. En primer lugar, es un medio de transporte, por lo que lo puedes utilizarlo para desplazarte por la ciudad de forma gratuita y saludable. En segundo lugar, es un medio ecológico, que no emite CO2 ni ningún otro gas contaminante, con lo que contribuimos al cuidado del medio ambiente.

El único inconveniente por el que muchos no tienen una bici con la que desplazarse o practicar deporte es el espacio que ocupan, pero con las nuevas bicicletas plegables, ese problema queda eliminado. Por esta razón, hoy queremos aportarte razones añadidas por las que te puede resultar interesante comprar una bicicleta plegable.

Uno de los modelos más recomendados, teniendo en cuenta calidad y precio, es la Dahon Vigor P9. Ofrece prestaciones de una bici de alta gama, pero con la ventaja añadida de guardarla en cualquier sitio. Una opción recomendable si andamos justo de espacio en nuestra vivienda, o si queremos contar con nuestra bicicleta en casa, sin necesidad de tener que acudir al trastero o a un garaje cada vez que queramos utilizarla.

Ventajas de la bicicleta plegable

Resumiendo, una bicicleta plegable es la mejor opción para desplazarte y practicar deporte en verano y en invierno porque:

–          Es saludable. Haces deporte en el campo, en la playa o en la ciudad. Ejercicio muy completo para hacer solo o en compañía.

–          Es fácil de transportar. Al ser plegable, se puede llevar en coche o en tren si te vas de viaje, para que siempre sea tu medio de transporte o tu herramienta para hacer deporte.

–          Ahorras a largo plazo. El gasto en transporte o en gimnasio se ve reducido a un único gasto: el de la bicicleta plegable. Con ella te desplazas y haces deporte. Un dos por uno que, a largo plazo, supone un gran ahorro.

–          Ocupa poco espacio. Aunque tengas una casa pequeña, puedes guardarla en el canapé, detrás de una puerta, en un armario…, gracias a su capacidad de plegarse.

–          Contribuyes a la conservación del medio ambiente. Utilizando la bici, reduces las emisiones de CO2.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *