Comprar una televisión curva
  • 10 junio, 2015

Mi padre, cuando vio la primera televisión a color pensó: “¡qué realismo! ¡Se ve exactamente igual que la realidad!”. La llegada del color a la televisión hizo pensar a mi padre, y a muchos otros, que no se podía ver mejor una televisión. Qué equivocado estaba mi padre. Y qué equivocado estaba yo, al pensar que no podría haber un modelo que mejorara a las actuales televisiones de LED. Pero sí existe. Se llama televisión curva y has de tener cuidado, porque después de probar una televisión curva tu percepción sobre cómo ver la televisión va a cambiar.

¿Me compro una televisión curva?

Tras el análisis de una televisión curva hemos encontrado tres razones o supuestos en los que debes plantearte comprar un televisor curvo. El primero de ellos es el precio. Seamos honestos: los precios de las televisiones curvas hace un año eran prohibitivos. Los modelos de televisores curvos de aquel momento presentaban unos precios muy distintos a los actuales que, al menos, nos permite valorar o no su compra.

¿Quién debe comprar una televisión curva?

A continuación os facilito los dos perfiles que, tras haber probado un televisor curvo, deben plantearse seriamente su compra, así como las razones por las que nos atrevemos a recomendarlo.

El primer perfil está relacionado con el mundo de los videojuegos. Si pruebas las últimas versiones de Metal Gear Solid o Assasin´s Creed en una pantalla de este tipo tu vida cambiará para siempre. La sensación de profundidad en los escenarios es infinita y mejora la experiencia de juego con una inmersión que no conseguirás con pantallas de otro tipo. Los ‘jugones’ van a aprovechar otra gran ventaja de un televisor curvo: la disminución de la fatiga visual. Está demostrado que esta tecnología permite sentarse muy cerca y, gracias a la ausencia de píxeles, disminuir notablemente el cansancio de permanecer frente al televisor. Eso sí,  las ‘broncas’ de tu pareja o madre por pasar demasiado tiempo jugando a la consola no te las quitará nadie.

Cine en una pantalla curva de televisión

El segundo grupo de usuarios que debe comprar una televisión curva son los amantes del cine. Del mismo modo que ocurre con los videojuegos, la sensación de inmersión en las escenas es mucho mayor. Las películas de acción o con planos de amplitud te ‘engullen’ literalmente. Ver la misma película en otro tipo de televisión te dará la sensación de que estás viendo una película de peor calidad.

En definitiva, los tres factores fundamentales para comprar una televisión curva serían:

–          Las televisiones curvas baratas han llegado. O, al menos, a un precio mucho más asequible que el que presentaban hace unos años.

–          La inversión en un videojuego se rentabiliza mucho más. Es una sensación difícil de explicar el hecho de formar parte del juego de una forma tan real como ofrecen las televisiones curvas.

–          El cine. Si eres de los que devora cine vas a aprovechar más que nadie un televisor curvo, pues tienes la sensación de compartir escenario con los actores y vivir en primera persona el discurrir de las secuencias.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *