Disfruting Juguetes
  • 23 noviembre, 2015

Comprar juguetes es una de las acciones típicas de estas fechas. Regalamos con la intención de agradar a los que nos rodean. Para muchos pequeños, y no tan pequeños, regalar juguetes es algo que agradecerán, pues son un elemento que genera diversión y asegura entretenimiento para momentos de ocio. Para el que regala no es un proceso fácil. A la hora de comprar juguetes es necesario valorar una serie de cuestiones para que, lo que pretende ser un detalle, no se convierta en un ticket regalo que vuelve a la tienda para ser cambiado. Para evitarlo, os facilitamos consejos para acertar con tu compra:

  • Pensar también en los padres. Como hemos comentado, la mayoría de los regalos que se realizan van encaminados a los más pequeños de la casa. Lógicamente, hay que pensar en lo que le gustará al protagonista, pero si queremos evitar momentos incómodos, debemos pensar también en los padres del niño. Por ejemplo, si sabes que el papá o la mamá no son partidarios de los dispositivos electrónicos, no regales al menor una tablet. Lo más probable es que acabe siendo devuelta puesto, que no estará en la línea educativa que quieren para su hijo. Para estos casos, existen otro tipo de artículos que generarán satisfacción a ambos, como por ejemplo bicicletas y correpasillos, muñecos o juguetes educativos. Elementos todos ellos que, además de divertir, permiten el desarrollo de habilidades sicomotrices y mentales.
  • Compara precios en Internet. El desarrollo de Internet ha generado multitud de portales donde comprar juguetes. Puedes revisar y comparar precios de forma muy rápida, gracias al diverso desarrollo de tiendas online que venden este tipo de productos. Por ello, es recomendable dedicar unos minutos a comparar, con el objetivo de ahorrarnos algo de dinero en una época de muchos gastos. Aprovecha Internet para esto, puesto que realizar comparativas de este tipo en tiendas físicas es inabarcable y mucho más lento que en Internet.
  • Valora adquirir complementos de otros juguetes. Siguiendo con la línea del ahorro, puedes realizar un gran regalo, a muy buen precio, si adquieres complementos de otros juguetes que ya tenga el protagonista de tu regalo. Por ejemplo, un mando para jugar a consolas u ordenadores o muñecos de sagas que sean seguidas por el destinatario de nuestro obsequio. Este tipo de regalos tienen una valoración económica menor, y nuestras posibilidades de acertar aumentarán considerablemente. Estamos regalando algo que ya sabemos que le gusta, que no tiene, y que utilizará con total seguridad. Es una de las mejores formas de acertar y ahorrar en la compra de juguetes.
  • Juguetes de toda la vida. Drones, tablets, smartphones, videojuegos y consolas, son sólo algunos ejemplos de regalos que se han desarrollado en los últimos años y que están basados en las nuevas tecnologías. Son, sin duda, un gran regalo que generará diversión, pero también podemos valorar otras opciones que, aunque sean de toda la vida también generan diversión y pueden terminar siendo igual de originales y satisfactorios. Puzzles o peluches son buenos ejemplos. Aunque, ¿qué niño no disfrutaría aparcando una serie de vehículos en un gran parking con looping? ¿De verdad crees que un scalextric no divertirá a grandes y pequeños? Son opciones perfectamente factibles y que debemos valorar también.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *