qué almohada comprar
  • 8 julio, 2016

A medida que pasan los años, necesitamos descansar mejor. La almohada es uno de los elementos más importantes para que este descanso sea fructífero. Un objeto muy personal y que nos brindará las mejores sensaciones para dormir. Precisamente, si no duermes bien es probable que uno de los factores se deba a que no utilizas la almohada adecuada.

Tipos de almohada

Si piensas comprar una almohada, debes saber que hay diferentes tipos en el mercado actual:

  • Almohadas de plumas

    Blandas, naturales y algo calurosas

  • Almohadas de fibras

    Blandas, sintéticas y no especialmente calurosas (más baratas que las anteriores)

  • Almohadas de látex

    No se hunden demasiado, permiten libertad de movimientos y sensación de calor media

  • Almohadas viscoelásticas

    Firmeza adaptable, tienden a hundirse y pueden dar una sensación bastante calurosa

  • Almohadas cervicales

    En forma de dunas, pueden estar hechas de látex o viscoelástica

Qué almohada necesitas para cada postura del cuerpo al dormir

De todas ellas, tal vez las almohadas viscolásticas son actualmente las mejores del mercado. ¿Por qué? Pues, sencillamente por su capacidad de adaptación a los diferentes movimientos y posturas que tomamos a la hora de dormir. Sin embargo, también es verdad que la sensación de calor con ellas es alta, por lo que es posible que te veas un poco incómodo.

Las almohadas de látex mantienen la altura del cuerpo una vez acostados, permiten mayor libertad de movimientos y no son tan calurosas (ideales para los que suelen dormir de lado). Si por el contrario, duermes boca arriba o boca abajo las más aconsejables son las almohadas de fibras, que hoy en día se pueden encontrar a muy buen precio.

Las almohadas de látex, si bien son de textura suave, ofrecen menos firmeza y adaptabilidad. Además, es necesario airearlas y voltearlas para que el látex no se deforme, genere humedad ni críe bacterias. Algo que no sucede con las viscoelásticas, ya que el material que utilizan tiene su propio sistema de ventilación. Estas últimas son idóneas para la gente con problemas de cuello y espalda, tanto por su firmeza como por su adaptabilidad.

¿qué almohada elegir?

Consejos para elegir tu almohada adecuada

Podemos resumirte en unos sencillos consejos cuál sería la almohada que mejor se adapta a tus necesidades:

  • Tu forma de dormir incidirá en el tipo de almohada que necesitas: si duermes boca arriba, una almohada no muy gruesa; si duermes de lado, una almohada muy gruesa; si duermes boca abajo, una almohada blanda, fina y flexible
  • El relleno de la almohada: las de plumas o fibras sintéticas son muy flexibles, pero solo recomendables para las personas que duerman boca abajo o no tengan problemas de cuello y/o espalda
  • Almohadas con sistemas de memoria: se adaptan perfectamente al cuerpo, por lo que son ideales para las personas que se mueven mucho al dormir (almohadas de látex y viscoelásticas)
  • El precio no debe ser un indicativo para escoger tu almohada ideal. Comprar una almohada algo más cara puede suponer un enorme beneficio a largo plazo para tu salud y bienestar.

 

Después de todo lo dicho, lo cierto es que hasta no duermas con la almohada no sabrás si realmente es la más adecuada para ti. Es imposible disponer de una almohada para cada posición de nuestro sueño. De ahí que a la hora de elegir una almohada, si estás a gusto con la que ahora mismo tienes lo mejor es comprar una de similares características.

En Disfruting encontrarás una amplia variedad de modelos de almohadas. Elige la que más se adapta a tus características y disfruta de su confort. Además, tienes la opción de pagarla a plazos y sin intereses.

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *