frigorifico
  • 20 junio, 2016

Si necesitas comprar un frigorífico, ¿qué es en lo primero que piensas para saber elegir el que realmente necesitas?

Es muy probable que las respuestas a esta pregunta sean múltiples y muy variadas. Todo depende en buena medida de tus necesidades, de ahí que a todo el mundo no le vale el mismo modelo de frigorífico por más que nos lo quieran recomendar los amigos, el vendedor de la tienda, el fabricante, etc…

Dimensiones del frigorífico

espacio figrorífico

Lo primero que has de tener en cuenta antes de comprar un frigorífico es medir el hueco donde irá colocado (especialmente altura, profundidad y anchura de dicho hueco). Además, ten en cuenta que para abrir la puerta no tengas ningún problema. En cuanto a las dimensiones, vas a encontrar en el mercado los siguientes modelos de frigoríficos:

  • Hasta 150 centímetros: minibares y frigoríficos pequeños que, si bien no son muy habituales, son perfectos para ahorrar dinero si son para personas solteras
  • De 150 a 170 centímetros: frigoríficos pequeños, ideales también para solteros
  • De 170 a 185 centímetros: frigoríficos medianos, muy comunes dentro de las neveras de dos puertas y combi
  • De 185 a 195 centímetros: frigoríficos grandes, con capacidad perfecta para familias numerosas
  • Más de 195 centímetros: los frigoríficos de mayor tamaño, recomendables para grandes familias, locales comerciales, etc…

¿Qué características debería tener un frigorífico?

Sería recomendable que tuvieras en cuenta otros aspectos importantes a la hora de escoger tu frigorífico. Por ejemplo, asegúrate que el fabricante te garantiza que funciona a pleno rendimiento por debajo de los 45 decibelios (sin ruidos) y comprueba el número de bandejas y baldas modulables que dispone en el interior, sobre todo si buscas una nevera para la familia.

No te olvides que debe ser frigoríficover (ver opciones no frost), ya que te exime de tener que descongelar al menos una vez al año la nevera para eliminar las placas de hielo que se van formando en el interior de los compartimentos. En este sentido, un consejo: si vives en una zona cálida, compra un frigorífico no frost total, tanto en la parte frigorífica como en el congelador.

En cuanto a la capacidad, busca el frigorífico que se adecúa a tus necesidades para luego no tener problemas con la factura de la luz. Para una persona soltera bien llega una nevera de 125 litros entre frigorífico y congelador, mientras que para una familia de 4 personas lo ideal sería contar con un equipo de 500 litros aproximadamente.

Otras características que puedes mirar para tu frigorífico es que disponga de zonas de frío diferenciadas para aislar olores y alargar la vida útil de los alimentos, que cuente con enfriamiento ultrarrápido de botellas y latas y control de temperatura, y poseer un dispensador de hielo y agua, especialmente en las zonas de veranos muy calurosos.

Calcula la eficiencia energética de tu frigorífico para poder ahorrar

Eficiencia energética

Otro aspecto fundamental será el tema de la eficiencia energética. Ten en cuenta que el frigorífico es el único electrodoméstico de la casa que está encendido las 24 horas del día, por lo que debes adquirir aquel que te aportará lo que necesitas pero con el mayor ahorro en la factura posible.

Los frigoríficos poseen 7 etiquetas de eficiencia energética universales: A, B, C, D, E, F y G. Los más eficientes pertenecen a la categoría A, mientras que los que más consumen son los de la G. La mayoría de los frigoríficos actuales llevan la etiqueta A, distinguiéndose hasta cuatro clases en este grupo: A, A+, A++ y A+++.

En este caso, el frigorífico A+++ (ver en disfruting) posee un consumo un 60% menor que el de clase A, aunque quizás no cuenta con la capacidad y la potencia que necesitas. Ahí es donde tendrás que hacer un poco tus cálculos de necesidades.

Comprueba las estrellas del congelador de tu nuevo frigorífico

Por último, pero no menos importante, es el asunto de las estrellas del congelador. Esta característica debe aparecer en la ficha técnica (si no es así, habrá que preguntar al fabricante), y se puede dividir en:

  • Una estrella: llegan a los -6 grados centígrados, no sirven para congelar alimentos
  • Dos estrellas: llegan a los -12 grados centígrados, tampoco congelan alimentos
  • Tres estrellas: llegan a los -18 grados centígrados, no sirven para congelar alimentos pero conservan los que ya lo están
  • Cuatro estrellas: llegan a los -24 grados centígrados, mantienen perfectamente los alimentos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *