disfruting morgan OK
  • 2 marzo, 2016

– “Juan, me quiero comprar un roadster.”

– “Querrás decir, comer.”

– “¿Cómo?”

– “¿Un roasbeef?, ¡No! ¡Un roadster!”

Y así empecé a explicar por qué voy a poner de moda un roadster y por qué molan tanto este tipo de coches… Lo primero que he hecho es registrarme en el Club de Roadsters de España. Mucho hipster y mucho millenial, pero ya os adelanto que los roadsters somos el futuro… Ya tenemos incluso comunidad. ¿Y qué es lo que nos une? El amor a un coche que, en realidad, expresa una forma de vida.

Para empezar estamos ante un vehículo biplaza. Ya estamos mandando una señal clara: no tenemos pensado, de momento, tener hijos. Una de cada cuatro mujeres nacidas en 1975 está completamente de acuerdo con este estilo de vida, y se plantea claramente no tener hijos según diversos informes, por lo que no necesitaremos más de dos asientos. Uno para ti y otro para tu pareja.

Da igual que sea hombre o mujer. El estilo roadster no es sexista, todo lo contrario. Tradicionalmente asociado a hombres solteros, lo cierto es que una mujer con la melena al viento y amante de la conducción es una perfecta ocupante de este vehículo.

El roadster es un deportivo biplaza descapotable. Son muy ligeros y tienen tracción trasera. Es un coche para disfrutar de la conducción y que está creando un nuevo concepto generacional. En la generación roadster queremos libertad, y necesitamos nuestro espacio para perdernos por carreteras y disfrutar del viento en un día soleado. Nos gusta cuidar de los pequeños detalles y tener un vehículo al que mimar, y del que sentirnos orgullosos. Un sentimiento de pertenencia al que, lejos de sentirnos atados, nos aporta libertad. No es consumismo. No es querer aparentar frente a los demás. Es saber que, si he tenido un día duro de trabajo, merece la pena arrancar el motor de mi vehículo y desconectar con música y la brisa golpeando mi rostro. Salir a la carretera sin más. La auténtica libertad.

Vale. Te van a mirar. No nos engañemos. Un poco hedonistas sí que somos 😉 Es normal Estás llevando un vehículo estéticamente perfecto. Compacto, con líneas deportivas, modernidad y potencia. Dentro de este concepto general, existen multitud de marcas que venden en la actualidad diferentes modelos de Roadster.

Tenemos el Roadster Mini Cooper SD

disfruting mini 2

“Foto extraída de la web oficial de Mini”

 

Cumple a la perfección con el concepto que estamos analizando, con la ventaja de que este un modelo mucho más asequible que otros de otras marcas que se convierten en auténticas piezas de colección y para los que vamos a necesitar ahorrar unos cuantos miles de euros.

Es el caso de los Morgan, una marca de vehículos de Reino Unido que continúa rescatando coches con esencias clásicas, lanzando al mercado maravillas como el Morgan Roadster:

disfruting morgan 1

disfruting morgan 2

disfruting morgan 3

disfruting morgan 4

“Foto extraída de la web oficial de Morgan Motor Company”

 

Los modelos, como veis, son tan infinitos como bellos, dentro de la gama Morgan. Te recopilamos a continuación otros de marcas más comunes, para que no tengas que viajar a Reino Unido y volver en coche para ser un auténtico roadster.

NISSAN 370Z ROADSTER

Disfruting Nissan 1

“Foto extraída de la web oficial de Nissan”

Mercedes SLC.

Disfruting Mercedes

“Foto extraída de la web oficial de Mercedes”

Audi TT Roadster

Disfruting audi

“Foto extraída de la web oficial de Audi”

Roadster ZTR 250cc 4V Trike

Es más, si buscas algo para “darte el capricho”, siempre tienes otra opción más económica de conducir un coche estilo roadster.

Disfruting

Si quieres ver más de este coche, ¡Mira estos vídeos!

Y ojo, que también hay motos roadster. Derivadas de este estilo de vida, ofrecen una línea y concepto muy similar, aunque enfocado a los amantes de las dos ruedas. Prepárate para ver estos bellezones de BMW:

disfruting moto 1

disfruting moto 2

“Foto extraída de la web oficial de BMW”

Esto es lo que declaró Andreas Martin, diseñador de este concepto de motos en BMW cuando terminó su diseño y vio su obra hecha realidad: “se disfruta de una enorme libertad en términos de diseño, geometría y tratamiento de la superficie. Por otra parte, hay que cumplir con las exigencias de una motocicleta funcional. Y ahí es precisamente dónde veo el desafío, en la combinación de diseño y física”

Dicho de otro modo, un estilo roadster es un estilo funcional, en donde la imagen y el diseño son vitales. Así es el estilo roadster. ¿Y tú? ¿eres uno de los nuestros?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *