Disfruting Neumáticos
  • 21 marzo, 2016

Los neumáticos. Esos compañeros de viaje a los que prestamos menos atención de la que deberíamos, si tenemos en cuenta que están hechos con material orgánico y que están rozando durante horas contra la carretera. En nuestro viaje de Semana Santa seguro que hacemos muchos kilómetros con nuestro vehículo, por lo que será indispensable revisar bien todos los aspectos, pero especialmente nuestros neumáticos, pues pueden causarnos más de un susto, sobre todo con mucho tráfico o con tiempo inestable. Para echaros una mano y para que volváis tan contentos como saldréis a disfrutar de vuestras vacaciones de Semana Santa, os recopilamos a continuación algunos de los mejores consejos para tener los neumáticos de vuestro coche a punto:

  • El desgaste. Bien es cierto que todo el mundo habla del desgaste pero, ¿cuándo sabemos que un neumático está desgastado? Básicamente lo que hay que hacer es fijarse en el dibujo (las líneas) que se encuentran en la parte frontal de la rueda.

Neumáticos Disfruting

La norma establece que la hendidura que forma el dibujo debe tener una profundidad máxima de 1,6 mm. Aunque los expertos aseguran que lo más recomendable es que nunca bajemos de los 3 mm. Si esto ocurre deberíamos ir pensando en renovar este elemento del vehículo.

 

Es importante revisar este punto porque con neumáticos desgastados se pierde adherencia. Imaginemos que está lloviendo y se generan pequeñas balsas de agua en la carretera, fruto de la acumulación y la falta de drenaje en estas. En esos casos, unos neumáticos desgastados aumentarán exponencialmente el riesgo de deslizamiento, y que, aunque frenemos, el coche continúa su inercia como si no lo estuviéramos haciendo. Como comprenderéis, el riesgo es enorme, y unas ruedas en buen estado nos ayudarán a minimizarlo.

 

  • La temperatura. Suena a competición de Fórmula 1, pero podemos tener un susto en la carretera si no cuidamos la temperatura de los neumáticos, especialmente cuando el vehículo se encuentra estacionado. Se puede producir un fenómeno de cristalización, que le hace perder calidad al neumático. Éste efecto se puede producir en coches que se encuentren durante mucho tiempo aparcados a la intemperie y expuestos a altas temperaturas. Ten cuidado porque, aunque en los días previos a Semana Santa no estamos teniendo altas temperaturas, sí es cierto que este tipo de materiales y el asfalto se calientan con facilidad, de manera que no es necesario que tengamos 40 grados a la sombra para que nuestro neumático quede expuesto a temperaturas excesivamente altas. Lo mejor, buscar sitios más resguardados y aparcar en zonas de sombra, siempre y cuando no tengamos la posibilidad de que nuestro coche duerma en un garaje.

 

  • La presión. El otro gran enemigo del neumático. Mientras que la falta de dibujo nos hacía perder agarre y adherencia, en el caso de baja presión perdemos también estabilidad. En cuanto a la seguridad vial, esto puede desembocar en pérdidas bruscas de aire en las ruedas de coche. Además, genera varios problemas para el bolsillo. Por ejemplo, se producirá un desgaste prematuro, lo que nos obligará a cambiarlo. También gastaremos más gasolina para recorrer los mismos kilómetros.

 

Por lo tanto, y como recomendación final, revisa la presión y el dibujo de los neumáticos, e intenta realizar un cuidado preventivo de tu vehículo en cuanto a no aparcarlo (especialmente en los días previos a tu viaje) en zonas con excesiva temperatura o en donde el sol pueda incidir de forma directa en los neumáticos. Queremos que después de Semana Santa nos sigas visitando en nuestro blog J No queremos sustos ni accidentes J

Ten en cuenta que hoy día existe una competencia mayor en este ámbito, lo que ha derivado en una caída de los precios, de manera que es posible encontrar neumáticos de calidad a buen precio, sin necesidad de que tengamos que reubicarnos en Semana Santa porque nos hayamos quedado sin presupuesto para el viaje que teníamos pensado. Existen lugares en los que se puedes comprar neumáticos a plazos, de manera que el impacto sobre el bolsillo será menor aún. Como ves, puedes tener unas vacaciones perfectas, económicas y seguras al 100%.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *