veras tu hogar con otra luz
  • 2 junio, 2016

Hay una serie de elementos que hacen que tu hogar sea mucho más confortable. Y entre ellos resulta fundamental la iluminación que le des a cada estancia de tu casa. Porque cada habitación requiere por lo general de unas necesidades específicas, tanto de la luz natural que entra por las ventanas como de otros accesorios artificiales.

Factores a tener en cuenta para la iluminación de tu casa

Es especialmente importante que la iluminación de tu casa sea sencilla pero acogedora. La luz que le des a tu hogar dependerá, sin embargo, de una serie de factores que te enumeramos a continuación:

  • Color de las paredes: los colores oscuros necesitan luces más brillantes y los claros una luz más cálida y suave.

 

  • Tamaño de la habitación: una sala grande con techo alto requiere de una buena lámpara, una habitación más pequeña puede llevar menos luces o lámparas de pie.

 

  • Uso de la luz: bombillas de bajo consumo para un uso intensivo, fluorescentes para baños y cocinas, luces cálidas, suaves e indirectas para ver la televisión, luces directas para estudiar o leer.

 

¿Qué iluminación necesitamos entonces para cada estancia de nuestra casa?

Luces que necesita cada habitación de tu casa

  • Dormitorios

    Luces suaves y cálidas para dar sensación de tranquilidad y calma (se pueden acompañar de luces directas en la mesilla de noche).

 

  • Comedor

    Lámpara de techo que no sea muy intensa (con bombillas de bajo consumo) y una iluminación que juegue con el color de la sala (candelabro o lámpara colgante como iluminación general).

 

  • Sala de estar

    Luz cálida para la zona de la televisión (con bombillas de bajo consumo o LEDs), luces empotradas para alumbrar un lugar en general y luz fría y directa para la zona de lectura (bombillas eco-halógenas).

 

  • Cocina

    Luz general que ilumine toda la estancia y un tubo iluminador de luz clara sobre la mesa de la cocina (bombillas de alto voltaje en la zona de labores y una lámpara colgante de vidrio o de plástico para cubrir de luz toda la cocina).

 

  • Sala de estudio / despacho:

    Luz clara y directa sobre la superficie de trabajo (lámpara de mesa halógena o eco-halógena por debajo de los ojos).

 

  • Baño

    Luces halógenas naturales en el espejo o el techo, frías o blancas, que sean sobre todo LEDs.

 

  • Pasillos

    Luces eco-halógenas de encendido instantáneo.

 

  • Vestíbulo

    Candelabro tradicional en el centro, lámpara colgante moderna o dispositivos de iluminación en el techo para proporcionar una iluminación básica pero acogedora.

 

  • Escaleras

    Por seguridad, es recomendable que las ilumines desde arriba hasta abajo con interruptores en ambos lados.

 

Como puedes comprobar, cada estancia de la casa requiere de una iluminación especial. Puedes ir dotando a tu hogar poco a poco de una iluminación acorde a tus gustos, jugando con el color de las paredes, con la distribución de los espacios y, por supuesto, contando también con la luz natural que entra por las ventanas.

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *