Armarios expositores de botellas

Productos desde: 190,00 €

Los armarios o expositores de botellas para vinos son una herramienta muy útil, especialmente en el ámbito profesional. En restaurantes y bares, sirven para mostrar vinos que pueden consumirse por copas y de forma habitual

Más información

Ventajas de los armarios


 Los armarios expositores también son útiles para restaurantes con cartas más amplias de vinos, o para colecciones en el propio hogar. Las ventajas son principalmente dos:

1)      Capacidad para elegir, visualizar y servir con rapidez vinos. Tanto los más consumidos, como para aquellos restaurantes que cuenten con una amplia carta para mesa.

2)      Capacidad para mantener esos vinos en un estado óptimo de conservación y siempre listos para servir en cualquier instante.

Básicamente, existen dos modalidades de armarios o expositores para vinos. La primera de ellas seguro que la has visto comúnmente en establecimientos de ocio. Nos referimos a la versión barra, que suele ser ubicada directamente sobre la barra del local. En estos casos, se ofrece la ventaja de mostrar directamente al consumidor los vinos de los que dispone el establecimiento, pudiéndolo ofrecer prácticamente en el mismo instante de la petición por parte del cliente, y siempre a la temperatura requerida para cada tipo de vino.

Las ventajas de este primer tipo de expositor son la practicidad y el aprovechamiento de espacios. En un rincón de la barra puede ser ubicado uno de estos modelos con facilidad, permitiendo el acceso rápido a los vinos por parte del servicio del establecimiento.

 

Armarios expositores de vino de mayor tamaño


 El segundo modelo de armario o expositor es el de pie. Estamos ante una modalidad mucho más amplia, que permite la introducción de más tipos de vino y que suele ser más conveniente para establecimientos como restaurantes, en donde es necesario contar con una amplia carta de vinos.

Importante destacar que, tanto unos como otros ofrecen la opción de regular la temperatura dentro de unos baremos concretos, para asegurar una correcta conservación del producto, ya que no todos los vinos tienen las mismas necesidades de temperatura.

 

La importancia del diseño


 El diseño es fundamental en este tipo de artículos. Tanto si el destino final será nuestra propia casa, como si necesitamos utilizarlos en establecimientos con clientes, tenemos cuidar especialmente la decoración. Es por ello que los armarios expositores de vino de la sección cuentan con un cuidado diseño que permite establecerlos sin desentonar en prácticamente cualquier entorno. En su parte externa, encontramos colores fácilmente combinables, mientras que el cristal y luz interior aportan un toque de elegancia perfecto para restaurantes, bares y cafeterías que quieran mantener un ambiente de nivel para sus clientes.

Si el destino final es tu hogar, del mismo modo combinará a la perfección con la estancia de la vivienda en donde vaya a ser ubicado, facilitando además un fácil acceso a los vinos, gracias a las luces interiores y a la mencionada puerta de cristal, que permite escoger una botella antes de abrir el expositor, sin que se pierda temperatura dentro del mismo.