Dispensadores de vino

Productos desde: 69,00 €

Los dispensadores de vino son una solución muy eficaz para bares y restaurantes. Suelen colocarse en la barra y están pensados para servir una copa de vino manteniendo todas sus propiedades

Más información

Dispensadores de vino


Las botellas se introducen en los dispensadores de vino, y se les coloca un aparato con un sistema que es capaz de convertir el oxígeno en gas inerte, es decir, nitrógeno. De esta manera, cada vez que se vaya a servir una copa de vino, el dispensador la sirve con todo el aroma y las propiedades originales.

Los dispensadores de vino están fabricados para uso profesional, para establecimientos en los que se ofrezca vino de calidad por copas. Todos los dispensadores tienen un diseño sobrio, para que combine fácilmente, y con un cristal que deje ver el interior. De esta manera, el cliente puede ver qué vino se está ofreciendo. Los dispensadores de vino cuentan con un sistema de refrigeración interior, por lo que actúan como una pequeña vinoteca. El vino no solo se sirve con todas sus propiedades, sino también a la temperatura óptima.

Tipos de dispensadores


Existen diferentes tipos. Por un lado, tenemos los que se ubican en la barra o en la contra barra. En definitiva, lugares destinados a las botellas, con el cristal transparente, y el sistema para servir el vino. Estos dispensadores pueden elegirse en función de la cantidad de botellas que se vayan a utilizar: dos, cuatro o seis, dependiendo del tipo de las necesidades o la oferta de vinos que tenga el bar o restaurante.

Por otro lado, existe otro tipo de dispensador de vino pensado para uso personal. Este instrumento se coloca en la botella para que el vino siempre se sirva con todas las propiedades, a pesar de que la botella quede abierta varias semanas. Este tipo de dispensadores no regulan la temperatura, por lo que sería una buena idea colocarla en una vinoteca del hogar. En resumen, podríamos decir que los primeros están destinados a un uso profesional, mientras que los segundos deben ser utilizados por amantes de la enología que consuman vino de forma habitual en su propio hogar.